Cómo el acero inoxidable ayuda a resistir los desastres naturales


Los seres humanos han participado en descubrimientos e innovaciones desde los días más antiguos e incluso antes de la civilización.

El objetivo ha sido simplificar la vida y mejorar los atributos de calidad, resistencia y durabilidad.

En nuestro largo viaje de la evolución han existido muchos logros importantes donde el hierro y el acero podrían contarse entre este segmento.

Aunque el desarrollo de hierro y acero está separado por una brecha de siglos, estos dos productos han cambiado el paisaje, especialmente si hablamos de sus usos en el sector de la construcción.

El acero se ha convertido en el componente indispensable en la fabricación de estructuras metálicas robustas y magníficas de las que realmente se puede alardear.

Las varillas de acero inoxidable y otros productos se utilizan activamente para garantizar una gran resistencia del edificio contra todo tipo de desastres, incluidas las calamidades naturales.

¡No será incorrecto decir que el acero inoxidable ayuda a resistir los impactos adversos y las pérdidas causadas por los desastres naturales!

Veamos cómo el acero se ha vuelto tan importante al negar los impactos de las calamidades naturales.

1) Alta resistencia

El acero inoxidable es una aleación de hierro que se produce al agregar cantidades menores de elementos como cromo, carbón y otros.

Varios tipos de acero como 304, 316 tienen diferentes composiciones de aleación.

Sin embargo, cada tipo es invariablemente conocido por su extremadamente alta resistencia contra las tensiones.

Los tubos de acero inoxidable y también los cables se utilizan por lo tanto en edificios, puentes y otras estructuras para ofrecer una alta resistencia y así garantizar una larga vida útil sin problemas.

Las tormentas de alto impacto no pueden afectar las estructuras, lo que evita las pérdidas.

2) Corrosión y resistencia a la oxidación

Otro atributo destacado es su resistencia a la oxidación. El acero casi no se ve afectado por agentes oxidantes como agua, humedad, salinidad y oxígeno.

Las tuberías y tubos de acero inoxidable que se utilizan para hacer puentes han demostrado ser altamente versátiles y han desarrollado menos signos de corrosión incluso después de décadas y siglos en diferentes partes del mundo.

Cuando ocurre un desastre natural como un ciclón, una tormenta, etc., estas estructuras se erigen sin pérdidas, porque el óxido no puede destruir el material de base que permanece intacto.

3) El cociente de elasticidad es muy alto para el acero inoxidable

El acero inoxidable es una aleación con uno de los cocientes de elasticidad más altos entre toda la gama de productos. Esto significa que el efecto de la vibración durante los terremotos por ejemplo, es mínimo en los edificios y estructuras que se construyen con varillas y vigas de acero inoxidable.

Las varillas de acero que se utilizan como refuerzos en los pilares de hormigón evitan el colapso de la estructura evitando así grandes pérdidas.

4) Tolerancia a la temperatura

Es muy tolerante a los cambios inducidos por la temperatura. Esto significa que las temperaturas extremas no pueden desnaturalizar eficazmente el acero y las propiedades de elasticidad y resistencia se mantienen.

Las temperaturas muy bajas no hacen que el acero se vuelva frágil mientras que las altas temperaturas no lo derriten. Por lo tanto, es la opción de construcción perfecta en climas de alta temperatura y variabilidad.

5) Vida extremadamente larga y menos fatiga de metal

Las varillas y los alambres de acero inoxidable no desarrollan gran parte de la fatiga del metal cuando están bajo tensión continua.

Por lo tanto, estos se utilizan en la fabricación de enormes puentes colgantes que refuerzan las tormentas del mar sin quebrar.

Estas cualidades del acero inoxidable lo hacen una construcción fina y también previene las pérdidas de los desastres naturales de la diversidad.

Consulta más: YouTube, Metalitec , Plataforma Arquitectónica